Reseña: Natura Zip en Pessego Chic

Ustedes, chicas inteligentes y sagaces, ya se deben haber dado cuenta: Los labiales no son lo mío. Y cómo no notarlo, si es el primer producto del estilo que revieweo en todo este tiempo.

He de confesar, cabizbaja y ruborizada, que podría haberlo hecho antes, pero entre la senilidad, la fascinación con las sombras en crema y el hecho de que tiendo a ponerle la tapa a los labiales antes de enroscarlos de vuelta para adentro (con el correspondiente desastre), la cosa fue quedando desplazada. Hasta hoy, milagro.

Arrancamos la serie labial con un lapiz muy nuevo, creo que es edición limitada, de Natura. Obviamente, se lo debo a mi adorable beagle personal: mi sobrina armada con un catálogo de esta bonita marca brasileña. Resignada ante la inminencia de la temporada estival (¿ya les dije que ODIO el verano?), decidí ponerle el pecho a las balas o, mejor dicho, la boquita al coral. Si ante la última frase se imaginaron a una buceadora lamiendo un arrecife de coral, están no solo en el blog equivocado, sino también bastante locos.

En fin, ¿en qué estábamos? Ah, sí, los labiales de verano. Este es mi segundo Natura Zip (deduzco que el nombrecito es porque son más pequeños que los labiales regulares de la marca) y me animé a comprarlo por el precio (no lo recuerdo, mil perdones) y porque la experiencia con el primero fue y es muy buena.

Este labial no decepciona. Con el brillo justo para el verano, tiene muy buena textura, corre bien sobre los labios sin hacer un desparramo. El color es bastante in your face pero no es enceguecedor. Ojo, esto lo escribe alguien que no usa (aunque posee) labiales estridentes por una cuestión de comodidad: me pinto de rojo y me siento super super incómoda. Por ser un tono tan cálido, creería que no va a quedar bien en rostros pálidos y sonrosados, aunque quién sabe. No soy sonrosada, sino más bien verdosa, y me gusta, pasado el shock, cómo me queda. Dura lo que dura en mí un labial estándar: poco. El hecho de estar comiendo/bebiendo durante la mayor parte del tiempo que paso despierta no ayuda en absoluto a establecer con propiedad esta característica. Un detalle simpático es que tiene un espejito (lindo, no un plástico brilloso) en la tapa, que sirve para retocarse en cualquier lado.

Resumiendo: para usar sin pudor durante el verano (asqueroso y húmedo verano), es una opción super recomendable.

Anuncios

Comentar es gratis y hace bien. Bah, no sé, fijate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s