Reseña: Artez Westerley en Peltre

Lo eligió como quien elige un vestido o un par de zapatos. La emoción del primer encuentro, la magia del enamoramiento, solo eso. No pensó en cómo serían los años con él hasta mirarse en el espejo y descubrirse vestida de blanco.

De Decisiones

Éste debería ser un post sobre algún nude de Maybelline, de ésos nuevos que andan dando vueltas por ahí. Pero no. Entré creyendo que saldría con un color suavecito y salí con ese color imposible en la mano. Cosas que pasan.

Mi relación con esta marca es breve y esporádica, tanto así que no puedo terminar de hacerme una idea sobre si me gusta o no. Además suelo confundirla con André Latour, lo que contribuye al caos. Sí sé, milagrosamente, que tengo otro esmalte de AW que me gusta bastante, aunque no uso mucho, por una cuestión colorimétrica. Éste es otro color difícil. Indeciso. Pero me encanta. El peltre es un color que me enloquece desde que tengo uso de razón y es la primera vez que lo veo inmortalizado en un esmalte. Lo traje a casa sin dudar y lo usé al toque.

El pincel es largo, larguísimo. Y finito, además, lo que lo hace un poco más difícil de manejar que el resto. La fórmula es rara, por decirlo de alguna manera. No es el clásico esmalte metalizado que corre fácil. Es más grueso y tiene partículas (no nanopartículas como los de Revlon), sino algo bien palpable, que se siente sobre las uñas. A pesar de eso, la aplicación es bastante pareja y en dos capas el color queda precioso.

Éste es uno de esos colores que según al lado de qué estén y cómo les dé la luz vira para un lado u otro. De a ratos más cerca del plateado, en otros más cerca del dorado, y en ocasiones definitivamente cerca del rosa. Es multifacético y eso lo hace super interesante. Eso sí, la primera vez que lo usé fue sobre uñas largas y queda como hmmm, too much. Con uñas cortas me encanta.

Dura una barbaridad, pero en vez de esfumarse de a poco, cuando decide irse lo hace de a trozos. Sacarlo toma mucho más tiempo que con cualquier otro esmalte, por el tema de las partículas. Hay que tener paciencia, pero con un color tan bonito vale la pena.

Resumiendo: un color que no es para todas, lo reconozco, pero si te gusta, ¡a por él!

Anuncios

3 pensamientos en “Reseña: Artez Westerley en Peltre

  1. Pingback: Esmaltes de verano + Project Pan « Caprichos Esenciales

Comentar es gratis y hace bien. Bah, no sé, fijate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s