Feliz feliz en mi día

Hoy cumplo años. ¿Cuántos? Una bocha. Afortunadamente, soy de ésas a las que las bochas, sean de años o de jubilados, no impresionan demasiado. Sí, tengo como mil millón primaveras, ¿y qué?

Mi hermana, la del Norte, es una chica precavida y hace meses que me manda mi regalo de cumple en cuotas, cosa de no conflictuar al cartero y a ese lugar que comienza con A. Ustedes ya vieron unos cuantos de esos regalitos aquí y allá, pero pensé que sería bueno mostrarlos en conjunto y de paso agradecer a la copadísima de mi hermana. Thanks, sis!

Eso que ven arriba es el todo. Lindo, ¿no?

En la primera etapa vinieron dos lápices de Quo, una marca canadiense.  Mitad sombras, mitad delineadores, son hermosos en su totalidad. El chiste es usar el delineador primero y esfumar con la sombra después. Ya vieron a uno de ellos en acción en este look.

El delineador es retráctil, super cremoso y se ve así:

La parte de las sombras es más loca y tiene como un pituto esfumador:

Queda claro que los colores son absolutamente hermosos.

En una segunda tanda llegaron Joe Fresh y Lise Watier. Ya vieron el cuarteto de LW aquí. De esa misma marca llegaron además, un rubor 3 en 1 y una sombra bella como ella sola.

El rubor tiene tres franjas, como pueden ver, y se convirtió en el rubor de salir, entendiéndose por eso que es para ocasiones especiales. Da un tono muy bonito y discreto, ideal para acompañar los ahumados que suelo usar.

La sombra tiene dos partes. Una en crema, la otra es glitter. Juntas, luchan por un mundo mejor quedan preciosas. El resultado es glamoroso sin ser apabullante.

Los productos de Joe Fresh llegaron conflictuados por el viaje. Pueden ver cómo solucioné el rubor y una sombra aquí. El rubor es tremendo, ideal para todos los días. Le da a mi piel el tono saludable que no tiene. La sombra que ven al principio de ese post sobrevivió con gracia a mi reparación y si bien necesita un poco de cariño en el momento de la aplicación, es un verde que viene bien a cualquier hora.

Las otras dos sombras son un ¿verde grisáceo? ¿gris verdoso? y un ciruela amoratado para morirse.

El gris es caprichoso, aunque se comporta aplicado en el pliegue del ojo para esfumar colores oscuros. Al ciruela lo amo con todo mi corazón. Es bello, dócil y te haría el desayuno si pudiera de lo bueno que es. Yo tenía un look con él para mostrarles, pero el mil millón de primaveras no vino en vano.

En la tercera etapa llegaron las BB Creams, esmaltes locos y el it product de verano de Bourjois.

Hace unas cuantos meses, Hermana y yo tuvimos una epifanía makeupística. La Segunda Gran Epifanía después del eye primer. Habíamos escuchado hablar tanto de las BB Creams que, teniendo en cuenta que ninguna lleva las bases de maquillaje usuales con gracia, parecía lógico probarlas. Son una maravilla. Yo vi desaparecer mis samples con angustia y volví a las bases tradicionales, hasta que Hermana mandó refuerzos. Samples y una full size de Missha.

Chiflen si probaron alguna BB Cream. Siempre es bueno saber un poco más de este producto quasi milagroso.

Los esmaltes son todos muy ocurrentes, y no tenía nada como ellos en mi colección. Hay un greige mate, un crackle (producto que moría por probar pero no me animaba) y un rosa de pelos para el verano.

Ya fueron usados y fotografiados, así que en breve podrán ver qué tal estos esmaltes.

Para finalizar, el bronzer chocolatoso de Bourjois. Ahora que estalló el verano (lpmqlp), es bueno tener un bronzer para lidiar con los cambios de coloración cutánea. Si bien tiene partículas de brillo, en esencia es mate.

El viaje fue un poco traumático para el bronzer, pero nada grave. Tiene plastiquito protector y cierra herméticamente con imán. Todo bajo control.

Lo mejor (o lo peor) es que huele a chocolate, por lo que se me antoja una tableta cada vez que lo uso.

Y esto es todo todísimo. Las dejo para celebrar mi bocha como corresponde. O algo así. Otro día les cuento qué pienso de otras bochas, incluyendo heladeras, mortadelas y afines.

¡Gracias de nuevo, hermana! 🙂

Anuncios

4 pensamientos en “Feliz feliz en mi día

  1. Pingback: Dos esmaltes, un efecto « Caprichos Esenciales

  2. Pingback: ¡Smut! ¡Salud! ¡Gracias! « Caprichos Esenciales

Comentar es gratis y hace bien. Bah, no sé, fijate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s