Reseña: Deborah Milano en Mogano

Ya hablamos de lo lindo hermoso impresionante que es Rosa Pesca. Ahora le toca el turno a Mogano, otro rubor que se las trae.

Primero, un poco de italiano básico. Mogano quiere decir caoba y, según Wikipedia, es color que está entre el marrón y el rosado. Este rubor es más bien un rosado subido de copas que vira al morado, y tiene un brillo delicadísimo entre rosa claro y plata que sobre las mejillas queda una barbaridad. Pero una buena barbaridad, sin llegar a encandilar.

Es un color ideal para el invierno, aunque sobre las mejillas no queda tan frío como una podría temer. Lo usé solo y también como un touch sobre mis manzanotas sobre un rosa más pálido. De las dos maneras queda espectacular. El brillo que tiene exime de usar iluminador, lo que es un plus para los días de atolondramiento.

La textura de Mogano es ligeramente menos dócil que Rosa Pesca, como si fuera más seca. Hay que pasar la brocha con más énfasis para tomar el producto, pero a la hora de aplicarlo no da problemas y se desliza sobre la piel sin dejar parches.

¿Ven el brillo que aparece incluso en esta mala foto? ¡Hermoso!

Resumiendo: sospecho que lo voy a usar hasta el cansancio esta temporada. ¡Es imposible resistirse a Mogano!

Anuncios

Un pensamiento en “Reseña: Deborah Milano en Mogano

  1. Pues parece que estan muy bien estos rubores, yo solo tengo dos sombras de ojos de esta marca y no me salieron nada buenas, son muy polvorientas… pero tus rubores tienen muy buena pinta 😀

Comentar es gratis y hace bien. Bah, no sé, fijate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s