Reseña tardía III: Colorama en Verde Palmeira

Sí, ya sé que no estoy contestando comentarios y que anduve perdida toda la semana pasada. Ya sé que este blog es una casa, no un hotel (?). Pero ya está (creo), ya puedo sentarme a escribir tranquila.

Estalló el ya-ómetro.

Para este regreso con gloria, les traigo una vieja deuda con anécdota. Me pasé todo el verano (sí, allá lejos) buscando EL esmalte verde que me hiciera feliz, sin demasiado éxito. Los que encontraba eran muy claros o con el acabado incorrecto. Llegó el otoño, al menos en el calendario (recuerden que vivo a la vuelta del infierno) y nada, mis ansias de verde seguían insatisfechas. Hasta que entré a una farmacia minúscula con una selección de Colorama más chica todavía. Entre los tres o cuatro esmaltes estaba Verde Palmeira.

¿Qué les puedo decir de Colorama que no haya dicho antes? No mucho, porque viene en la típica botellita con tapita blanca que todos conocemos. Sí, ésta:

Trae el también típico pincel, rebeldón pero domesticable a largo plazo.

El verde es medio difícil de capturar en todo su esplendor. Es, podría decirse, un verde feliz. La consistencia es buena y es un esmalte bastante opaco. Dos capas y listo, color asegurado.

La duración es muy aceptable, cinco días, ponele. Después empieza a perderse en las puntas.

Resumiendo: va a ser mi caballito de batalla este verano, en mi lucha contra pasteles y neones. 100% recomendable.

Anuncios

Comentar es gratis y hace bien. Bah, no sé, fijate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s