Reseña: Kiko en Beige Cromato (303)

Amiga Viajera estuvo rotando por el verano europeo y regresó cargada de obsequios. Uno de ellos es este esmalte de Kiko que hoy les vengo a reseñar.

Uno lo ve en la botella y se pregunta: ¿Y qué color es éste? Nótese que los esmaltes modernos tienden a causar caos y confusión.

Más que beige, yo lo veo como un golden rose, algo a mitad de camino entre un rosado y un doradito tímidos.

Beige Cromato presenta todos los desafíos de un esmalte con glitter. La consistencia es bastante espesa, por lo que hay que hacerle entender que se tiene que desparramar por la uña. Capas delgadas son recomendables para lograr nuestro cometido, lo que conlleva a necesitar más de dos pasadas para lograr un color opaco. El pincel es firme y maniobrable, facilitando la tarea.

Temperamental, tiende a abandonar el borde libre de la uña al menor descuido. No pasa lo mismo en el resto de la uña. Sacarlo es un trabajo digno de Hércules.

Queda lindo, ¿no les parece?

Resumiendo: lindo pero inestable, apto para todo el año, barato para las viajeras, ideal para traer de souvenir. Un buen hallazgo.

Anuncios

Comentar es gratis y hace bien. Bah, no sé, fijate.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s